En Colombia existen seis especies nativas de félinos silvestres: el Jaguar (Panthera onca), el puma (Puma concolor), el yaguarundí (Puma yagouaroundi), el ocelote (Leopardus pardalis), el margay (Leopardus wiedii) y el tigrillo (Leopardus tigrinus).

Todos estos se encuentran amenazados, principalmente por la reducción de su hábitat como consecuencia de las actividades humanas, tales como la expansión de la frontera agrícola, la deforestación indiscriminada y la producción de los cultivos ilegales. Por ello para la preservación de los mismos es indispensable plantear e implementar soluciones viables que no solo reduzcan la presión que genera la falta de hábitat sino que también incentiven alternativas productivas que disminuyan las oportunidades predatorias resultantes de sistemas productivos inadecuados o del mal manejo del ganado.